Cine/TV

Mini-reseñas desde el FICM 2018

Román Rangel se lanzó al Festival Internacional de Cine en Morelia y nos trae como los últimos 2 años, unas mini-reseñas de TODO lo que vio.

Can You Ever Forgive Me? (Heller, 2018)

He aquí una maravillosa película sobre dos almas solitarias, una escritora de biografías de celebridades que no tiene para pagar su renta y vive completamente aislada con su gato y un hombre que ni siquiera tiene un hogar y se la vive entre las habitaciones de sus conquistas y vendiendo droga para mantener su vida como un alcohólico.

Can You Ever Forgive Me?’ contiene dos de las mejores actuaciones del año y es un retrato sumamente poderoso.

La actuación de Melissa McCarthy como Lee Israel es reveladora, creando un personaje patético que termina encontrando una vocación como una talentosa falsificadora de cartas. De alguna manera, se crea empatía por Lee, a pesar de sus muchos defectos.

Ya Me Voy (Cordero, Croda, 2018)

Documental sobre un hombre indocumentado que lleva casi dos décadas viviendo en Nueva York y se comunica a distancia con su familia en México. La cinta observa su vida, en varios trabajos y conquistando mujeres, al mismo tiempo que se cuestiona sobre regresar a su país. Su familia, mientras tanto, se encuentra en deudas y sin un padre que guíe a los hijos. Una propuesta entrañable, aunque problemática, sobre la migración.

Non-Fiction (Assayas, 2018)

Non-Fiction’, la película más reciente de Olivier Assayas, no es una afronta contra la modernidad y nuestra adicción a las pantallas sino una comedia “Allenesca”, sobre un grupo de snobs literarios. Nuestro protagonista es un editor, casado con una famosa actriz (que se parece a Juliette Binoche) quien la engaña, pero cuya esposa también lo engaña con un escritor frustrado, indignado con muchos aspectos de la vida moderna. El editor se rehúsa a publicar su último manuscrito.

Esta es una entretenida cinta y mucho más ligera de lo que nos tiene acostumbrados Assayas (quien también estuvo presente en la función). Con excelentes actuaciones y un guion bullicioso, esta es una deliciosa propuesta francesa.

Chris The Swiss (Kofmel, 2018)

Una historia fascinante. A inicios de los años noventa se desata una guerra sucia en Croacia y un reportero suizo se convierte en mercenario, para la angustia de sus familiares, amigos y colegas. Años más tarde, su prima dirige esta película, para reconciliar aquellos terribles eventos que lo llevaron a su muerte y entender como un observador se puede convertir en partícipe.

Utilizando recreaciones animadas, ‘Chris the Swiss’ es un poderoso documental que fue parte de la semana de la crítica en Cannes 2018.

Las Niñas Bien (Márquez Abella, 2018)

Este año, el cine mexicano ha mostrado un gran nivel técnico con la recreación de un México en los años 70s y 80s (con ‘Roma’, ‘Museo’ y esta película). ‘Las Niñas Bien’ nos adentra a la vida de una mujer adinerada que se da cuenta de que su estilo de vida burgués está a punto de implotar, gracias a los malos manejos en los negocios de su marido. La cinta retrata los efectos de una crisis económica pero también el contraste clasista dentro de su círculo de conocidas.

Fuera de su atención al detalle y la estupenda actuación de Ilse Salas, ‘Las Niñas Bien’ me pareció tan vacía como las personalidades de la gente que retrata. Es más un fotograma de la decadencia que un retrato completo.

Morvern Callar (Ramsay, 2002)

Un hipnótico retrato de la joven titular quien al inicio de la historia descubre el suicidio de su novio. Morvern decide no dirigirse a las autoridades y continuar su vida robando la novela que él escribió y cambiando el nombre del autor por el suyo. Podemos asumir que ella no es una buena persona, pero tampoco detectamos maldad en su oportunismo, solo un interés por huir de su existencia común.

La actuación de Samantha Morton en el rol protagónico es extraordinaria, mostrando vulnerabilidad y proeza al mismo tiempo. Esta es otra gran propuesta en la brillante filmografía de Ramsay.

The Kindergarten Teacher (Colangelo, 2018)

Remake de una película israelí que fue estrenada hace unos años (y la cual no he visto). La historia nos presenta a la maestra del título, una mujer que va a clases de poesía, tiene una familia y se encuentra frustrada por su fracaso personal como artista y por como la sociedad actual no valora la cultura y el arte con la misma intensidad que lo hace ella. Un día se da cuenta que uno de sus alumnos recita un bello poema que acababa de inventar.

The Kindergarten Teacher’ no huye de elementos más sórdidos dentro de esta obsesión y en sus últimas escenas se vuelve sumamente incómoda. Sin duda, esta es otra excelente producción original de Netflix, con una gran actuación de Maggie Gyllenhaal.

Aventurera (Gout, 1950)

Este es uno de esos clásicos mexicanos que causaron sensación por décadas, no solo en la pantalla grande sino en el teatro. La historia nos presenta la tragedia de una mujer que huye de su hogar después del suicidio de su padre y que termina trabajando como bailarina exótica en un club, bajo el resguardo de una terrible madame. Ella descubre una salida cuando un hombre adinerado se enamora de ella y le propone matrimonio.

‘Aventurera’ no solo es melodrama sino una gran propuesta de cine negro, con la presencia de mafiosos y una de las “femme fatales” más memorables en nuestro cine con Ninón Sevilla. Gran película.

Personal Shopper (Assayas, 2016)

Es sorprendente que ‘Personal Shopper’ funcione ya que es una de esas películas que navega a través de la neblina de su propia ambigüedad. La cinta nos introduce a Maureen, una joven que trabaja como asistente de una celebridad y que también es una ‘medium’ que busca contactar a su hermano gemelo, quien falleció recientemente.

En un hábil malabar de géneros, el director Olivier Assayas presenta secuencias típicas de una cinta de horror, thriller y drama europeo sin asentarse a ninguno en particular. Esta es una inusual propuesta que mantiene nuestro interés mucho después de haber concluido.

Asfixia (Marquez, 2018)

Con el cine, las buenas intenciones no sirven para nada si no se tiene una buena historia o personajes definidos. Tomemos ‘Asfixia’, por ejemplo, la cual narra la búsqueda de una hija por una mujer albina que recién sale de la cárcel. El padre de la niña es un patético delincuente y ella termina como enfermera de un hombre mayor enfermo. También tiene una amiga que le miente sobre su hija porque se va a casar con el delincuente y es tan estúpida que solo piensa en su boda con ese infeliz.

La película está bien lograda, a niveles técnicos e histriónicos, pero el guion abandona elementos en búsqueda de un final feliz que ni siquiera es tan feliz si uno se pone a contemplarlo. Una de las peores películas que vi en el festival.

La Daga en el Corazón (Gonzalez, 2018)

He aquí una total curiosidad. Una producción francomexicana de un “giallo” situado en un estudio dedicado a hacer películas porno gay. Con esta breve descripción, podemos darnos cuenta de que el público para ‘La Daga en el Corazón’ es muy reducido. Pero la realidad es que esta es una cinta de mucho estilo, que triunfa como un “neogiallo” y cuenta con una estupenda actuación de Vanessa Paradis como la directora de estas películas, quien mantiene una relación tormentosa con la editora.

Esta es una de esas propuestas que funcionarían perfectamente como una función de medianoche o en un festival especializado (de hecho, será proyectada en el Festival Mórbido muy pronto).

The Eyes of Orson Welles (Cousins, 2018)

Mark Cousins es, claramente, un apasionado del séptimo arte y un académico. Su serie de ‘The Story of Film’ es esencial para todo cinéfilo y ahora regresa con un proyecto curioso, un ensayo fílmico dirigido a Orson Welles. Cousins, con su característica voz, no solo nos habla de su asombrosa filmografía y grandes personajes sino visita las locaciones y entrevista a algunos familiares y colegas. Pero siempre hablándole directo a Welles.

Quizás algunos vean a ‘The Eyes of Orson Welles’ como un ejercicio narcisista y pretencioso (especialmente cuando el mismo Welles parece responderle a Cousins) pero me parece un documental fascinante para aquellos obsesionados con el mito que es este director. Coincidentemente, este año tendremos un filme perdido de Welles, que ha sido reconstruido y restaurado por Netflix.

La Camarista (Avilés, 2018)

Otro retrato minimalista de esos que se ven muy seguido en festivales de cine. De cierta forma, fomenta el cliché de que en el cine de arte mexicano no pasa nada. Aquí observamos la vida de una camarista de un hotel de lujo, cuya rutina la ha hecho muy buena en su trabajo y que en sus ratos libres atiende clases para pasar su Ceneval.

Ganadora Ojo a Largometraje Mexicano

Prácticamente toda la película transcurre en el hotel y aunque la historia nos presenta viñetas con algunos de sus colegas y huéspedes, al final el arco del personaje amerita más el formato de un cortometraje que un largo.

2 of 2Siguiente

Comentarios

Mini-reseñas desde el FICM 2018
Comments
To Top