Cine/TV

Reseña | Castlevania: La serie animada

La serie animada basada en el juego de Castlevania se estrenó a principios del mes de julio en Netflix, y te platicamos lo que nos pareció.

Desde el 2013 Netflix ha estado agregando contenido original a su catálogo; esto lo hace a manera de complacer a los usuarios que cada día buscan más y mejores opciones audiovisuales. Por otro lado, es una forma de atraer a esas nuevas caras hacia su plataforma, en esta ocasión se ha centrado en un objetivo bastante específico: los videojugadores.

La semana pasada fue lanzada una nueva serie animada titulada “Castlevania”, la cual, como muchos videojugadores de la vieja escuela se darán cuenta, hace referencia a un juego de video que tuvo (y ha tenido) gran aceptación y que lleva como título el mismo nombre.

La serie fue escrita por Warren Ellis, cuenta con la dirección de Sam Deats y fue realizada por Frederator Studios y Powerhouse Animation Studios. Desde el nacimiento del guion hasta el momento en el que llegó a la luz tuvieron que pasar 10 años, inclusive, la serie fue propuesta para convertirse en un live action, sin embargo, fue descartada hasta llegar hasta nuestras manos por medio de una de las cadenas más importantes de streaming.

En qué consiste la serie

La primera temporada cuenta con cuatro capítulos de 25 minutos cada uno, la serie arranca tratando de darnos un contexto general de los motivos de Drácula, el antagonista principal, dando el porqué de los eventos venideros y cuáles son las repercusiones. Durante el transcurso de la serie se unirán al malestar y miedo que se ha generado, además, se introduce a Trevor Belmont que poco a poco va tomando las riendas de la historia, se nos brindan pequeñas pistas sobre su pasado, quién era y qué es lo que solía hacer de esa manera inicia la búsqueda de su redención, podemos ver cómo es que poco a poco logra encontrar esa motivación necesaria para poder regresar a la acción. Uno de los puntos que considero han sido fuertes durante el desarrollo de la historia fueron esos  diálogos que buscan causar en el espectador “esa molestia”, ese desacuerdo hacia algunas ideas que hoy consideramos  equivocadas.

Se mezcla la religión, magia, ciencia y los seres sobrenaturales.

Como bien sabemos, hubo una etapa histórica denominada oscurantismo, fue un momento en cual la iglesia católica buscaba callar todo tipo de ideas y castigar a todos aquellos que estuvieran en contra de las sagradas escrituras, y este es un tema que busca explotar la serie. Quizás no lo hace por completo, ni tampoco ese sea su cometido, sin embargo, el que exista ese tema y que de alguna manera te invite a la reflexión sin necesidad de abordarlo por completo me parece un acierto, lo más gracioso es que se mezcla la religión, magia, ciencia y los seres sobrenaturales. Por último, es al final de estos cuatro episodios donde podemos ver cómo se anexan dos personajes a la historia quienes, probablemente, son los que le darán forma a la siguiente temporada de Castlevania.

La animación acartonada de Castlevania

Ahora quiero hablarles sobre la animación, me pareció un poco “acartonada”; los personajes tienen poco movimiento y en algunas ocasiones se puede notar la presencia de un escenario estático ¿Recuerdan las primeras caricaturas de Scooby Doo o Los Picapiedra?

En cuanto al diseño de personajes, es muy “estadounidense” si lo comparamos con ese estilo que tienen las caricaturas japonesas; por ejemplo, ¿Recuerdan a Calamardo? Es un personaje que suele ser incordiado por Bob Esponja. Bueno, en un episodio es golpeado constantemente en la cara para tratar de quitarle lo guapo, poco a poco y con cada golpe su diseño cambia llegando a un momento en el cual, para sorpresa de todos, se presenta con un trazo más estilizado, con barbilla y frente delineada, ojos más profundos y unos labios carnosos casi tratando de copiar las facciones de George Clooney y Clive Owen.

Ese tipo de dibujo busca mantener unas proporciones lo más estilizadas posibles manteniéndose poco flexible en cuanto a las facciones de los personajes. Por otro lado, en cuanto al cuerpo y sus extremidades en algunos momentos es parecido al estilo de las CLAMP (creadoras de series como XXX Holic y Sakura Card Captor) quienes suelen dibujar a sus personajes con extremidades demasiado largas. Este tipo de dibujo, el utilizado en Castlevania, siempre busca tener proporciones acordes al sentido de la estética americana, los personajes son esbeltos o fornidos pero siempre manteniendo un dibujo con un tipo de trazos “cuadrados”.

La narrativa, el guion y el discurso vacío

En cuanto a la narrativa, la forma en la que se muestran los escenarios, personajes y sobre todo, la animación, parece demasiado simple; se puede notar que el director optó por tratar de darle fuerza a la mayoría de las escenas para que de ese modo pueda implementar su propio lenguaje visual, por ejemplo; hay un momento en donde el antagonista comienza a dar un discurso, la toma inmediatamente cambia y nos muestra una figura obscura de medio cuerpo en un intento de hacer notar esa corte imponente.

A pesar de que la animación no ayuda en mucho, al menos trata de que cada uno de los encuadres, de las facciones del personaje o sus movimientos hablen por sí solos, aunque algunas escenas fallan en ese cometido y se convierten en paneles animados con un discurso vacío y sin mucho sentido.

El guion e historia que se nos presenta da la impresión de ser demasiado sencillo, logran el enfocarse en explicar cuáles son los motivos del antagonista dándole un motivo y una razón a sus acciones. En cuanto al protagonista, tratan de contar ese trasfondo sin necesidad de recurrir a flashbacks, dejando todo ese desarrollo a la trama, sin embargo, es esta decisión lo que hace que la historia se torne un poco lenta, de alguna manera no llega a atraparte por completo en ese aspecto.

Castlevania es una serie entretenida con una lentitud demasiado marcada.

Comentarios finales

Para terminar, pienso que Castlevania es una serie entretenida con una lentitud demasiado marcada, con el pasar de los dos primeros episodios y al inicio del tercero llegó a mí la idea de que se trataba de algún largometraje que tuvo que ser dividido en cuatro capítulos, quizás esta sea una de las causas por las que toda la serie parece lento.

Tiene un diseño de personajes apropiado que no intenta proponer nada, pero que al menos se adapta a ese estilo visual que el director necesita para tratar de narrar la historia. No es una serie que necesites ver, simplemente es una opción más que se puede prestar a ser disfrutada en alguna noche de lluvia, solo hace falta un poco de curiosidad, la suficiente como para que al menos se te antoje ver aunque sea ese primer capítulo.

En cuanto a la segunda temporada, yo creo que hay que esperarla con reservas, no es algo que necesites ver ni tampoco es algo que quieras dejar tirado. Lo que espero es que ode alguna manera se trabaje un poco más en el guion y logren una mejor adaptación al formato de 25 minutos, de esa manera quizás los episodios sean un poco más entretenidos para que logren atrapar al público y, claro, sería bueno que intenten trabajar un poco más en esa animación.

Comentarios

Reseña | Castlevania: La serie animada
Click to comment
To Top