Anime

Reseña | Koe no Katachi (Una voz silenciosa)

Conoce a Shouya y Shoko, dos chicos marcados por el acoso escolar que buscarán redención en Koe no Katachi de Naoko Yamada y Kyoto Animation.

La cinta japonesa Koe no Katachi se estrenó oficialmente este fin de semana en México, ¡y es hora de analizarla!

Koe no Katachi (Una voz silenciosa) fue en 2016 un fenómeno que, de la mano con Kimi no na wa (Tu nombre) de Makoto Shinkai, el público mexicano pedía ver a gritos. La cinta dirigida por Naoko Yamada, es una adaptación del manga  de Yoshitoki Oima publicado en la Weekly Shonen Magazine, y que nos narra la historia de Shouya y Shoko, un chico abusivo y una niña que sufre acoso escolar por padecer sordera, a manos del mismo Shouya y sus compañeros tras llegar a su escuela.

ADVERTENCIA: El siguiente texto puede contener elementos que algunos consideren spoiler. Esa no ha sido la intención de la autora, pero nunca está de sobra advertirlo.

La crueldad de un niño

Shoko es una chica dulce y tranquila, la cual siempre trae un cuaderno para que los demás se comuniquen con ella a través de la escritura, sin embargo las cosas se ponen difíciles de una manera muy rápida cuando varios de sus compañeros la rechazan y molestan por el hecho de utilizar aparatos auditivos. La historia se presenta en dos momentos; cuando son niños y el acoso es intenso al punto en que Shoko decide cambiar de escuela, y el segundo en el que Shouya ha alcanzado la adolescencia y carga con los pecados de su niñez.

Quizás aquí es cuando Una voz silenciosa muestra un lado distinto del acoso, pues nuestro protagonista ha pasado de ser el acosador a ser acosado; el día que se anuncia que la linda Shoko abandona la escuela debido a la decisión de su madre, todos los dedos apuntan a un solo responsable: Shouya. Él mismo se convierte en el chivo expiatorio para todas las acusaciones y frustraciones de sus compañeros, pues se incluye a todos los que intentaron hacer algo por ayudar a Shoko, pero no pudieron hacerlo debido al escrutinio del salón de clases.

Los años han sido difíciles para Shouya y todo se resume a un punto de quiebre, el cual funciona como una oportunidad para redimirse, pues con el paso de los años se ha visto excluido por todos sus posibles amigos y compañeros de clase. Eso sí, aprovechó para aprender lenguaje de señas y algún día disculparse con Shoko, con quien se reencuentra en la adolescencia. Es durante esta temporalidad que vivimos la mayoría de la película (que roza los 130 minutos de duración) pues los personajes habrán de afrontar las decisiones de su pasado, o más o menos.

Una realidad a medias

Verán, algo que nos parece interesante de Koe no Katachi es que aborde el tema del acoso y la depresión cuando estamos padeciendo dicho fenómeno social; también lo es que los personajes hayan tomado caminos distintos y se enfrenten a la realidad, aunque esto termina de una manera demasiado fantasiosa, para nuestros ojos. A pesar de la duración de la cinta, existen ciertos dilemas que se resuelven de una manera demasiado amable, incluso rozando en lo idealista, en vez de presentarlos a todos ellos como el resultado de sus propias circunstancias.

En este aspecto, la cinta es un buen intento por crear conciencia respecto al acoso escolar, mostrando las perspectivas de los padres (o madres, en este caso) los hermanos y profesores, ya que es muy cierto que la responsabilidad no cae sobre un solo individuo; el acoso sucede una vez que varias partes intervienen (o hacen caso omiso) de lo que está sucediendo.

Calidad digna de Kyoto Animation

En lo que concierne a la animación sinceramente es un gran logro técnico y artístico; no solo el dibujo es un agasajo para la pupila, sino que la calidad de la animación nunca decae (a diferencia de El viaje de Agartha, por darles un ejemplo próximo) e intenta salirse por la tangente con ciertos aspectos, como la representación del “rechazo” que tiene Shoya con los demás.

Tampoco olvidamos el tono tan marcado para occidente que tiene la cinta, pues la música va desde “My Generation” de The Who hasta piezas incidentales labradas en piano y violín que te aceleran el corazón, aunque la mayor parte del tiempo sean silencios *guiño guiño* los que amenicen la película.

Si hacemos una disección de los personajes, lo cierto es que todos cumplen con varios estereotipos del anime dramático; esto no lo decimos en tono de queja, sino que no hay tantas sorpresas como nos hubiéramos esperado, incluso los chistes son bastante simples tras no contar con referencias culturales o juegos de palabras que salgan de la rutina. Nada nuevo bajo el sol en lo que respecta a un trabajo maduro de caracterización.

Koe no katachi se exhibirá nuevamente este 12, 13 y 14 de mayo en salas Cinépolis en varias ciudades del país. Puedes consultar la cartelera aquí.

#TotalmenteÑoña

PSN/Steam: harajuku_
Xbox: Pollychu
Nintendo ID: cloratodepotasa
3DS FC: 0189-9552-8348

Comentarios

Reseña | Koe no Katachi (Una voz silenciosa)
Click to comment
To Top