Destacados

Reseña | Little Nightmares

Desde Suecia llega Little Nightmares, una odisea oscura donde Six intentará escapar del peor enemigo del ser humano: él mismo. Con un arte exquisito y llena de simbolismos, este juego es uno de los más peculiares y reflexivos que hemos jugado en los últimos años.

Pocos juegos tienen un título que los describa a la perfección, pero con Little Nightmares una vez que lo pruebas, su significado cobra profundidad. Esta aventura oscura es, desde ya, uno de nuestros títulos favoritos de los últimos años.

Desarrolla: Tarsier Studios.
Publica: Bandai Namco Entertainment America.
Sistema: PC, PS4 (versión reseñada), Xbox One.
Jugadores: 1.
Salida: 28 de abril del 2017.

Hay algo muy importante gestándose en Europa occidental respecto a videojuegos; mientras en Norteamérica el mercado AAA parece acaparar los presupuestos de las compañías, Europa está siendo Europa mostrando un lado más artístico, oscuro y reflexivo. El año pasado llegó Inside, el título que continuaba el sendero que Playdead comenzó con su joya noir Limbo en 2010.

La escala, uno de los mayores aciertos de Tarsier Studios para puntualizar la vulnerabilidad de ser niño en un mundo de adultos.

Muchos podrían creer que Little Nightmares solo es una calca de esta estructura, pero no; tiene una esencia propia que te hará estremecer, en el mejor de los sentidos.

No soy el héroe de nadie

En Little Nightmares los diálogos son nulos, así que la aventura se va contando casi de manera circunstancial e instintiva. Tú eres un pequeño niño (al que se sabe llaman “Six“) quien apela al instinto más básico de los seres humanos, el de supervivencia, para luego ir desentrañando una situación tan perversa que no puede dejarte sin reflexionar un buen rato.

Una pequeña luz en la oscuridad.

Con Six verás miseria, sentirás frío, habrá poca luz (una de las varias analogías de las que Tarsier se sirve en su propio y distorsionado universo) en el que al parecer, los niños han sido abducidos para formar parte de un festín de monstruos. Y es que, ¿quién es el peor enemigo del hombre sino él mismo? Poco a poco iremos viendo que es una sola figura la que parece estar detrás de toda esta horrible maquinación, pero en Little Nightmares no somos el héroe que todos estaban esperando, tan solo es una historia de supervivencia, ¡si es que logras llevar a cabo tu escape!

Como una rata entre titanes

La niñez es una de las etapas en las que los humanos somos más vulnerables, pero para poder huir de esta horrible pesadilla harás uso de algunas ventajas como ser pequeño, lo cual te ayuda a avanzar en algunos recovecos u ocultarte detrás de algunos objetos. El que seas ligero te permite saltar distancias considerables, al igual que hacer uso del sigilo, una de las técnicas más constantes en el juego.

Yo no quisiera estar allá abajo, ¿y tú?

Aunque no queremos contar demasiado sobre los enemigos (forman parte de una gran revelación a cada paso del juego) es importante que mencionemos que algunos son bastante molestos, pues creemos que el algoritmo de detección algunas veces no funciona bien. Es por ello que algunos momentos pueden ser molestos y bastante desesperantes, ya que Little Nightmares llega a convertirse en un pequeño survival horror de plataformas.

Y es que, ¿quién es el peor enemigo del hombre sino él mismo?

Six puede agacharse, alumbrar su camino con un encendedor, trepar, saltar y caminar de puntillas; con todo esto como tu único modo de defensa, cada que veas un enemigo prácticamente no tienes otra escapatoria que huir, esconderte y realizar sigilo. Y es que cada una de las muertes que puedes tener a manos de los enemigos son bastante crudas; si en Inside creíamos que éstas tenían un impacto mayor debido al sonido de -lo que parece ser- huesos rotos, aquí hay chillidos y gestos de dolor muy impactantes.

Un mensaje profundo disfrazado de pesadilla infantil

El símbolo con mayor presencia en el juego es este ojo, el cual puede hacer referencia a “el ojo que todo lo ve”; su significado es más claro una vez que terminas tu travesía con Six.

Tarsier han creado un estilo propio que salta de inmediato y embelesa a la pupila; con sus trazos dibujan un panorama en el que cada escenario es una odisea tenebrosa; en cada rincón sucio u oscuro no dejas de preguntarte qué pudo haber estado, quién pudo salir y quién no; detrás de cada puerta que no se abre es imposible no preguntarte quién permanece (o permaneció) encerrado, esperando su destino final.

Little Nightmares recibirá tres nuevos capítulos como parte de su expansión Secrets of the Maw; uno ya disponible (The Depths) otro saldrá a la luz en noviembre y el último en enero del 2018. Cada uno contará la historia de un recluso diferente en su intento por huir de las fauces de la depredación social.

Aunque Little Nightmares tiene algunos acertijos, una vez que vas completando el panorama de los mismos te das cuenta de la realidad horrible (y a la vez tan sonada en los noticieros y titulares de Internet) donde la depravación y la decadencia humana son “el pan de cada día”. Y cuando éstos toman la forma de un escenario, hace falta una madurez y visión artística que les respalde, sin perder valor reflexivo ni de entretenimiento. Lograr ese balance convierte la aventura de Six en un viaje que te deja sin aliento.

#TotalmenteÑoña

PSN/Steam: harajuku_
Xbox: Pollychu
Nintendo ID: cloratodepotasa
3DS FC: 0189-9552-8348

Comentarios

Reseña | Little Nightmares
Click to comment
To Top