Cine/TV

Reseña | Maniac (Sin spoilers)

Ya vimos la nueva serie “original” de Netflix, Maniac interpretada por Emma Stone y Jonah HIll y te platicamos lo que nos pareció en nuestra siguiente reseña.

Es muy fácil citar influencias después de ver ‘Maniac’ -la fiebre onírica del ‘Inception’ de Nolan, la conexión cósmica y romántica de ‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’, el fatídico coup d’État de Hal en ‘2001: A Space Odyssey’. Pero la serie nos remonta directamente a la ciencia ficción psicodélica de los años sesenta, con su tecnología aparentemente análoga y el uso de fármacos, al servicio del estudio de la mente. En más de una ocasión me recordó a ‘The Prisoner’, quizás la mejor serie de ciencia ficción en la historia de la televisión.

Cabe mencionar que esta nueva serie de Netflix está basada en una serie noruega del 2014, la cual es descrita como una comedia existencialista y si nos basamos en su sinopsis, resulta muy distinta de este remake norteamericano.

La historia nos presenta a una pareja. Annie, interpretada por Emma Stone, es una mujer cuyo trauma deriva de un accidente automovilístico donde pierde a su hermana menor. Ahora vaga la ciudad, adicta a la pastilla A (la cual también sirve, durante un tratamiento clínico, para forzar a los pacientes a revivir su trauma) y que de alguna manera ha abandonado toda esperanza de llevar una vida normal y conectar con otros. Owen, interpretado por Jonah Hill, es un esquizofrénico con tendencias suicidas, que actualmente debe dar un testimonio para salvar a su hermano de pasar tiempo en la cárcel y manchar la reputación de su familia. Owen anhela una vida normal, pero sabe que arruina toda relación a su paso.

Ambos personajes se someten a un estudio que promete revolucionarios descubrimientos psicológicos, bajo el control de la computadora GRTA, creada por los doctores James K. Mantleray, Azumi Fujita y Robert Muramoto.  Existen 3 niveles del tratamiento, con distintas drogas que reflejan un trauma, una fantasía y una confrontación. El laboratorio y su personal presentan drama por sí mismos, en específico por la compleja relación entre Mantleray y su madre, una famosa terapeuta íntimamente ligada a la computadora, quién también revela sentimientos ocultos por Muramoto a pesar de ser un ente artificial.

Uno de los elementos más destacables de ‘Maniac’, dirigida por Cary Joji Fukunaga, es su narrativa arriesgada donde también, como en ‘The Prisoner’, toma distintos géneros cinematográficos para crear escenarios dentro de la psique de nuestros protagonistas. Stone y Hill deben interpretar distintos roles que informan a sus personajes en las esquinas más profundas de sus subconscientes. Cabe mencionar que ambos dan brillantes actuaciones que van desde matones hasta elfos en una tierra fantástica. Fukunaga pinta finos trazos de este futuro cercano, como con un servicio donde se le puede pagar a extraños para fingir ser conocidos tuyos o con un software que resulta una opción más viable para aquellos con fantasías sexuales.

Se ha confirmado que ‘Maniac’ es una serie limitada por lo que no habrá más temporadas y su final concluye perfectamente el destino de sus personajes. Quizás esta resulte demasiado alucinante para el espectador casual pero no cabe duda de que esta es una de las propuestas más ambiciosas y complejas en años recientes. La pueden ver ya en Netflix.

Comentarios

Reseña | Maniac (Sin spoilers)
Comments
To Top