Anime

Reseña | Mary y la flor de la Bruja

Una aventura con mucha magia y colores.

Aprovechando que en Cinemex se sigue proyectando la película animada “Mary y la flor de la Bruja” te compartimos nuestra siguiente reseña.

Algo brilla en el bosque

Mary Smith es una niña de cabello rojizo alborotado que combina muy bien con su personalidad atolondrada. Su extroversión y espíritu aventurero no parecen encajar demasiado con su nuevo hogar, la casa de su abuela en una apacible campiña rodeada de un frondoso bosque.

Guiada por un par de gatitos llamados Tib y Gib, es en ese bosque que Mary encuentra un día una misteriosa flor de brillo azulado, la Vuelanoche, que se dice que florece una vez cada siete años. Intrigada por la extraña apariencia de la flor, decide conservarla. Pero no es hasta su segunda visita al bosque que Mary descubrirá el verdadero poder de dicha flor: otorgar el don de la magia a quien utilice alguno de sus retoños. Es así que Mary logra dar vida a una antigua escoba abandonada en el bosque y comienza a surcar los cielos con ella hasta llegar a una prestigiosa universidad de magia, donde la directora, Madame Mumblechook, verá en Mary a un diamante en bruto de la magia, aunque más no se trate de un fraude provocado por el poder de la flor.

Así comienza esta gran aventura de Mary, frente a un mundo completamente distinto a todo lo que conocía y que, aunque en apariencia parece entretenido, desafiante y mucho más compatible con su personalidad, en realidad es el trasfondo de oscuros experimentos que afectarán no solo a Mary sino también a quienes la rodean. No lo queda otra que usar la magia que la flor le concedió para tratar de revertir las adversidades que se presenten.

Para toda la familia

La trama del film es llevadera y entretenida y no peca de soberbia por tratar de incluir demasiadas subtramas o complejidades innecesarias, como suelen hacer muchas películas de fantasía (cof cof… Big Fish & Begonia… cof cof). Bien podría ser catalogada como una película para niños, aunque totalmente disfrutable por gente de todas las edades. Está inspirada en la novela infantil “The Little broomstick”(“La pequeña escoba”), escrita en 1971 por la británica Mary Stewart.

Aspectos técnicos del film

Tras observar el desarrollo de la historia y también su arte y animación, está claro que hay una fuerte influencia de Studio Ghibli. De hecho, más de un desprevenido pensará que forma parte de su filmografía. Pero no. “Mary y la flor de la bruja” fue realizada por animadores que otrora trabajaran en el famoso estudio liderado por Miyazaki, pero que se separaron y fundaron un nuevo sello: Studio Ponoc. Este film en particular fue dirigido por otro veterano de Ghibli, Hiromasa Yonebayashi, quien ocupara ese puesto en producciones como “Arriety en el mundo de los diminutos” y “Cuando Marnie estuvo allí”.

Dicho esto, “Mary y la flor de la bruja” no llega a estar a la altura de los grandes nombres de Ghibli, pero sin dudas no tiene nada que envidiarle al promedio de los films de animación que salen cotidianamente en el país del sol naciente. Apela a las técnicas de animación clásicas, al máximo uso del color, a la fluidez de movimientos y a personajes con un diseño bien definido. Nada mal para ser el primer largometraje de un estudio en formación. El tiempo dirá si podrá ponerse a la altura de los verdaderos tanques de la animación nipona, como Madhouse o Production I.G., o si pasará desapercibido en un universo hipercompetitivo como lo es el de la animación japonesa.

 

Comentarios

Reseña | Mary y la flor de la Bruja
Comments
To Top