Anime

Reseña | Mirai Mi Pequeña Hermana

Konnichiwa Festival nos invitó a la premier de la película Mirai Mi Pequeña Hermana y te contamos lo que nos pareció la nueva película de Mamoru Hosoda.

La película nominada al Oscar, Mirai no Mirai (Mi Pequeña Hermana) nos relata la historia de una familia de seis integrantes y un perrito. Mamoru Hosoda nos entrega de nuevo una trama lleno de fantasía, comedia y amor.

Mirai no Mirai, ya se estrenó en México en el Festival Internacional de Guadalajara (FICG) y tuvo un buen recibimiento. Además de ser premiada en otros festivales internacionales durante 2018.

Cabe mencionar que la película también llegará a las salas de cine de Latinoamérica. ¡Atentos a las redes sociales de Konnichiwa!

La fantasía no tiene límites

Dicen que la imaginación de un niño no tiene límite y aquí somos partícipes de las aventuras de Kun, el hermano mayor de Mirai. Kun es un niño divertido, inquieto, gritón y fanático de los trenes de Japón. Muy fanático. Pero, como todo niño, va aprendiendo poco a poco y aquí aprenderá mucho del pasado, presente y futuro.

Kun no sabe en lo absoluto sobre el comportamiento que debe de tener un hermano mayor (mucho menos a su edad). Al recibir en casa a la recién nacida Mirai, observa que sus padres le ponen más atención y, en consecuencia, está celoso. Algo común entre hermanos, ¿verdad?

En la película también  vemos a unos padres con poca experiencia a pesar de ya tener a Kun, se ven enredados en ciertas circunstancias que aún no pueden manejar del todo, principalmente el papá, ya que ahora le toca cuidar de ambos hijos, aprender de las labores domésticas y, al mismo tiempo, trabajar desde casa.

Una imagen fresca sobre una familia en el siglo XXI y Hosoda lo plasma de una manera muy particular con las fantasías de Kun. El clímax de la trama se da en el primer encuentro entre Mirai del futuro y Kun-chan. Ambos deberán resolver un problema en el presente, dichas acciones los hará pasar un rato agradable con las ocurrencias de ambos y su pequeño perro.

Una aventura de aprendizaje para toda la familia.

Mirai no solamente resalta por su sencillez en la trama, comedia y fantasía. Una vez más el Studio Chizu nos muestra su capacidad de plasmar diferentes planos secuenciales que enaltecen la animación del Sol Naciente, combinado con un CGI que sirve de complemento y luce de maravilla. Los trazos que realizan para diferenciar entre la -realidad- y fantasía son simplemente geniales.

Aunque ciertamente el diseño de los personajes resulta muy familiar para todos aquellos que han visto alguna de las películas de Mamoru Hosoda, ojo, no es queja. Un buen director de la vieja escuela.

Para la función especial de Mirai, nos tocó verla con doblaje en español latino y debo de confesar que realmente hicieron un gran trabajo nuestros actores de doblaje, poniendo una vez más el nombre de México en lo alto. Quizás habría que darle más importancia a su trabajo. Una labor que no es tan sencilla y mucho menos compitiendo con los seiyuus, ya que en varias ocasiones son ellos quien les dan ese toque de profundidad a las excelentes historias animadas.

Mirai no Mirai, es otro ejemplo de que las películas animadas pueden ser para todos los gustos. Aunque ciertamente su trama llega a decaer, no le quita la esencia de su historia. Un film que deben de ver sin duda en la pantalla grande.

Comentarios

Reseña | Mirai Mi Pequeña Hermana
Comments
To Top