Cine/TV

Reseña | Misión Imposible: Repercusión

El fin de semana pasado fue casi una misión imposible ver la película “Misión Imposible: Repercusión” pero lo logramos y aquí te compartimos nuestra reseña.

En muchos aspectos, esta sexta entrega de ‘Misión Imposible’ es la perfecta destilación del género de espías y la más clara demostración de porque Tom Cruise merece su lugar como uno de sus más comprometidos representantes.

Después de una introducción que revela todo lo que necesitamos saber con respecto a su trama, ‘Fallout’ conecta cada secuencia a manera de superarse a sí misma en términos de espectacularidad, para así alcanzar un clímax que nos mantiene al borde de la butaca -esto a pesar de ser una variación ya clásica del temporizador y las bombas que amenazan con erradicar a un tercio de la población mundial. Cabe mencionar que estas cintas no pueden existir sin un “Macguffin” y en este caso son las esferas de plutonio que llegan a manos equivocadas debido a un error del IMF (Impossible Mission Force).

La breve historia de la franquicia

La serie de ‘Misión Imposible’, tal cual adolescente afligido, ha pasado por algunos cambios incómodos antes de alcanzar su madurez -el peor momento, sin duda, fue a manos de John Woo, entre palomas, greñas desaliñadas y Limp Bizkit. Sin embargo, a partir de la cuarta entrega, ‘Ghost Protocol’, la serie se siente más segura en su dirección y tono.

El inalcanzable Ethan Hunk

Tom Cruise, a sus 56 años, es un incansable torbellino de carisma y proeza física, desafiando sus límites en algunas de las más complejas escenas de acción que ha visto la pantalla grande. Entre saltos a 25,000 metros de altura, complicadas persecuciones a pie y motocicleta en las ciudades de París y Londres, peleas claustrofóbicas en baños públicos o simplemente piloteando helicópteros en Nueva Zelanda, Cruise merece todo elogio por su trabajo aquí.

Gracias a su cinematografía, esta es una de esas películas que merece ser vista en la pantalla más grande posible (aunque el formato IMAX en 3D, no lo recomiendan ni sus mismos realizadores)

‘Fallout’ ocurre dos años después de los eventos de ‘Rogue Nation’ y trae de vuelta a casi todo su reparto con la excepción de Jeremy Renner, quien al parecer andaba muy ocupado con Marvel. Uno de los nuevos integrantes es el mismísimo Superman, Henry Cavill, cuyo bigote fue tema de conversación cuando afectó directamente a los “reshoots” de la pútrida ‘Justice League’. Cavill, en su dudoso rol como operativo de la CIA, resulta en una valiosa adición a la serie. Alguien que también vale la pena mencionar es Vanessa Kirby como la Viuda Blanca, otro personaje de dudosas lealtades e intereses.

La humanidad de Hunt

Uno de los aciertos aquí es la exploración del personaje de Ethan Hunt, a nivel moral. Su trabajo es cuestionado a cada paso, no solo por los antagonistas sino por sus superiores, quienes exponen una muy delgada línea entre lo cuestionable que son algunas de sus acciones en nombre del mayor bien. Él es un agente que vive al servicio del deber, sin importar el sacrificio, aunque la devoción a su equipo y esposa se convierten en el sustento de un conflicto interno. Hunt aquí es más humano y, por lo mismo, heroico.

‘Mission: Impossible – Fallout’ es la mejor película de acción de este 2018 y una de las mejores en la saga. Imposible perdérsela.

Comentarios

Reseña | Misión Imposible: Repercusión
Comments
To Top