Cine/TV

Reseña | Okja

Del director de Snowpiercer llega a la plataforma Netflix, Okja y te comentamos lo que nos pareció la película.

Del director de Snowpiercer llega a la plataforma Netflix, Okja y te comentamos lo que nos pareció la película.

Además de fungir como una crítica a las grandes industrias alimentarias, Okja representa la crítica a una sociedad consumista demasiado apática y volátil. Después de todo, ¿cuántos productos consumimos gracias a una campaña de mercadotecnia e influencia mediática? La idea de proveer para un planeta sobrepoblado y carente de recursos suficientes parece un noble esfuerzo, pero aún se desconocen los efectos de alimentos transgénicos a largo plazo y la atención de grandes conglomerados, en su mayoría, prioriza enormes ganancias ante la salud general de sus consumidores.

Okja utiliza la imagen de una niña y su mejor amiga, un cerdo alterado genéticamente y libre en el idílico paraje coreano, como símbolo de la compasión y humildad que se ha perdido en un mundo corporativo. Esta es una aventura con un gran corazón y abundante creatividad, gracias a su director Bong Joon Ho (responsable de estupendas propuestas como Memories of Murder, The Host y Snowpiercer).

Producida por Netflix, este es el tipo de fábula que se beneficia de la libertad creativa de un estudio que ha causado gran controversia, dentro de la industria cinematográfica, gracias a su particular modelo de distribución. La controversia alcanzó su cumbre durante el Festival de Cine de Cannes de este año donde el presidente del jurado, el director español Pedro Almodóvar, insinuó que ninguna película que no fuese estrenada en salas de cine sería candidata a premios. La primera proyección recibió abucheos cuando el logo de la empresa apareció en pantalla. La ironía, ante el rechazo de los puristas, fue que el contenido estrenado exclusivamente en televisión y plataformas digitales fue el que obtuvo la mejor respuesta de la crítica especializada.

Y aunque indudablemente se extraña la oportunidad de ver la película en la pantalla grande -cabe destacar el excelente diseño de producción, efectos especiales y una persecución memorable en Seúl-, también es innegable que esta estrategia de distribución permite no solo un mayor visionado sino un respeto a la visión autoral (si no me creen, comparen la estropeada distribución de Snowpiercer en los Estados Unidos, donde casi es reeditada por un estudio que claramente no confía en la inteligencia del espectador). Sin duda, Okja contiene momentos audaces para lo que, en tono, se siente como una sofisticada película familiar. Las escenas en los mataderos quizás sean demasiado intensas para algunos, pero necesarias para su mensaje ecológico.

Una vez más, Joon Ho ha reunido a un gran reparto que incluye a Tilda Swinton en un trabajo dual como las hermanas Mirando, cabezas de la corporación que creó esta nueva especie mutada, Jake Gyllenhaal como la imagen y bufón de televisión con ya bajos ratings después de una década y Paul Dano como líder de un movimiento activista para la liberación de animales. Todos son valiosos jugadores en el mundo que Joon Hoo pinta con vibrantes colores, pero secundarios ante Mija (la muy carismática Seo-Hyun Ahn) y Okja.

Okja representa una de las mejores producciones exclusivas de Netflix y una de las películas más entretenidas en lo que va del año.

Programador para Doqumenta, Blogger y cinéfilo en general. https://estaciongeek.mx/author/roman/

Comentarios

Reseña | Okja
Click to comment
To Top