Cine/TV

Reseña | Shazam!

Después de haber visto dos veces la nueva película de DC Cómics, Shazam! te compartimos nuestra reseña.

Después de haber visto dos veces la nueva película de DC Cómics, Shazam! te compartimos nuestra reseña.

Existe una marcada dicotomía entre algunos fans convencidos de la levedad del universo Marvel contra la seriedad del universo DC. Se podrían sugerir ejemplos que contradigan dicha generalización, pero hay muchos que aún sostienen que la casa de personajes como Batman, Superman, Wonder Woman y Aquaman favorece historias más complejas y propositivas. Ahora que el polvo se ha asentado en lo que se refiere a la debacle de Zack Snyder y su ‘Justice League’, tal parece que Warner Bros Pictures, mira hacia adelante abandonando la intención de un universo interconectado y más enfocado en historias contenidas y mayor libertad creativa para los realizadores de cada filme.

Los orígenes de Billy Batson

Shazam! se encuentra lejos de gozar de la misma popularidad en la actualidad que los personajes antes mencionados. Originado en el año de 1939 (un año después de Superman y con poderes similares al hombre de acero) y bajo el nombre de Captain Marvel -oh, dulce ironía- aquí se cuenta la historia de un joven que se transforma en un superhéroe cuando dice una mágica palabra derivada de Solomon, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio. Sus poderes fueron donados de un viejo hechicero que busca a un joven puro de corazón para así proteger al mundo de demonios que derivan, a sí mismos, de los siete pecados capitales.

El eastar egg que todo mundo vio

Como podemos observar en la escena inicial, la cual funge también como trasfondo de nuestro antagonista, la cinta balancea sus elementos más oscuros con un humor juvenil que recuerda a películas ochenteras. El homenaje más evidente es a Quisiera Ser Grande, en la cual un niño despierta un día como adulto después de pedir un deseo en una atracción de carnaval. Busquen también el piano electrónico de la juguetería que hace una aparición aquí.

Nuestro protagonista es Billy Batson, quien es abandonado por su madre, y que ahora vive en una casa junto a otros huérfanos. Billy es distante y no cumple con el camino del elegido ante su recién adquisición de poder -de hecho, se comporta como lo haría cualquier joven de su edad, comprando cerveza, luciéndose en videos que sube a youtube, entrando a clubes nudistas y obteniendo dinero fácil de cajeros automáticos.

Magia entre los personajes principales

La dinámica entre los actores Asher Angel, Zachary Levi (como la versión adulta) y Jack Dylan Grazer, experto en superhéroes, compinche y comic relief, es lo que hace que Shazam! destaque entre otras películas del DCEU. Es divertida sin buscar satisfacer ningún comentario social profundo y juvenil sin pedir disculpas frente a la seriedad de sus mitologías respectivas. Eso sí, si alguien me puede explicar el origen de esa oruga siniestra en la escena post-créditos, se lo agradecería.

Aunque resulta notable que DC no se tome en serio a sí mismo después de la era Snyder, creo que Marvel administró mejor su comedia juvenil y homenaje ochentero en Spider-Man: Homecoming.

Un problema aquí es el villano intrascendente interpretado por Mark Strong (actor que rápidamente se ha encasillado en el mismo rol después de películas como Kick-Ass y Sherlock Holmes).

Shazam! es entretenida y probablemente no será la última vez que nos encontremos con estos personajes. Ya veremos si Levi se enfrentará a La Roca, como Black Adam, en la próxima entrega.

Comentarios

Comments
To Top