Anime

Reseña | Shingeki no Kyojin (Capítulo 37) “Grito”

Con titanes volando por los aires, llegamos a la última entrega de Shingeki no Kyojin de esta temporada.

Con titanes volando por los aires, llegamos a la última entrega de Shingeki no Kyojin de esta temporada.

La siguiente reseña contiene spoilers. Disponible en Crunchyroll.

Con mucha acción y emoción arranca el último episodio de la temporada. Afortunadamente, ya está confirmada la tercera para 2018, lo que significa que seguramente dentro de dos o tres años la podremos ver… Y sí, si esta segunda temporada tuvo sus idas y vueltas, no hay razón para pensar que no va a suceder lo mismo con la próxima. Los más ansiosos irán al lado oscuro en busca de los capítulos restantes del manga (hablamos de más de 40 capítulos sin animar), mientras que otros, contando su humilde servidora, esperaremos pacientemente el día en que salga al aire una nueva entrega. Entrega que espero dure como mínimo 22 capítulos, ya que hay mucho material pendiente de animación.

Como comentario general antes del comentario específico del capítulo, vuelvo a ponerme de pie en pos de enaltecer la calidad de audio y animación que tuvo la temporada. Si bien los diseños en algún que otro momento tuvieron altibajos, y si bien casi no se escucharon tracks nuevos sino hasta la mitad de la temporada, no cabe duda de que la verdadera esencia de SnK radica en estos dos pilares.

Sí, la historia es entretenida y llena de vericuetos argumentales, pero quién se atrevería a comparar los planos diseños del autor del manga con el laburo casi artesanal del equipo de producción. SnK es una historia para ser vista de forma animada, fluida, con una música que ambiente y unos diseños que impacten. Afortunadamente, Wit Studio y compañía no decepcionaron esta vez. Esperemos que para la próxima sigan así.

El encantador de Titanes

El episodio arranca con Hannes queriendo enmendar su error de hace años. Decidido a enfrentar al titán que mató a la madre de Eren y lo hizo ver como un inútil, se enfrenta valerosamente al gigante. Lamentablemente no hay milagro para él y, salvo alguna que otra herida que le infligió, termina su vida en las fauces del titán, en una dramática escena llena de tristeza para Eren y Mikasa. O así debería ser, de no ser por la risa cuasi Light Yagami de Eren, quien completamente impotente e incapaz de transformarse en titán, solo puede ver como su viejo amigo Hannes es devorado. Su madre, sus camaradas, su amigo… ¿Cuántos más deberán morir frente a Eren para que este de una vez por todas pueda enfrentarlos y vencerlos definitivamente?

Al parecer, puede que ese día llegue pronto. Tras unas bellas palabras de agradecimiento de Mikasa, y la promesa de Eren de “ponérsela las veces que quiera” que ocasionó chistes por toda la red (aunque bien sabemos que se refiere a la bufanda, hasta quien les escribe tuvo un segundo de perversión en la mente), un resoluto Eren se enfrenta al titán asesino a puño limpio. Es en este momento se revela un nuevo poder de Eren, capaz de manipular a los titanes a su alrededor para que ataquen a un blanco específico. El truco funciona con el titán dientudo y luego vuelve a surtir efecto contra el Titán Acorazado. Reiner y compañía se asombran por esta revelación, pero es así que logran comprender por qué sus superiores están tan interesados en capturar a Eren. Sin duda el ojiverde esconde más secretos de los que parece, y este nuevo poder es la prueba. Por ahora, sus captores se quedarán con las ganas.

Es así que la diezmada Legión puede huir del campo de sangre, con muchísimas bajas, pero con Eren y sus amigos a salvo. Y con el comandante Erwin también, personaje que nunca hay que desestimar y que vuelve, una vez más, a mostrar porque es el boss.

Un paso más

De regreso a Trost, con la Legión y su comandante en recuperación y con la población que vivía dentro del Muro Rose en condición de regresar a sus hogares tras la amenaza titánica, vemos como Hange, acompañada de Connie, revela a Erwin, a Levi y al Comandante Pixis la teoría sobre el origen de los titanes. Estos no son más que humanos transformados en gigantes come-hombres, y la prueba radica en el pueblo de Connie, de donde surgieron los titanes intramuros. Tal teoría pone los pelos de punta a Levi, pero le provoca una sonrisa a Erwin, ya que al fin puede ver como la humanidad avanza un paso, aunque sea un paso, hacia el conocimiento de la verdad.

Así y todo, queda mucho, muchísimo por revelar en esta historia, y el final de temporada bien nos lo aclara. En la última escena aparece el perdido Titán Bestia acompañado de un humano misterioso, lo que nos recuerda que aún no se sabe mucho de las personas que crearon a los titanes y mandaron a Reiner y compañía a aniquilar a la humanidad. Tampoco está claro aún el rol de Historia, aunque seguro será algo a revelar en la próxima temporada. De Ymir se reveló bastante, pero pinta que su rol en la trama será de vital importancia.

Por último, resta conocer de una vez por todas qué secretos esconde el sótano de la casa de Eren en Shiganshina, y si dicha información será suficiente para que la humanidad atrapada en las murallas pueda salir al mundo a combatir a los titanes, sus creadores y a todo bicho gigante que se les cruce. Después de todo, no vimos a la ballena surcando los cielos que aparece en el opening, pero quién sabe qué cosas fantásticas “se esconden” fuera de las murallas. Tal vez los titanes sean solo la punta del iceberg de un conflicto mucha más denso e intrincado del que nos imaginamos. Así que a armarse de paciencia mientras esperamos su revelación.

 

Más que fan, una observadora del manga y la animación japonesa

Comentarios

Reseña | Shingeki no Kyojin (Capítulo 37) “Grito”
Click to comment
To Top