Cine/TV

Reseña | Valerian and the City of a Thousand Planets

Ya vimos la nueva película de Luc Besson, Valerian and the City of a Thousand Planets y te contamos lo que nos pareció.

Es aparente como Luc Besson ha llevado más de dos décadas tratando de adaptar el comic de ‘Valérian y Laureline’ al cine. De hecho, muchos de sus elementos narrativos sirvieron como inspiración para The Fifth Element, su épica de ciencia ficción la cual debutó con éxito en el verano de 1997. En los subsecuentes 20 años, Besson se ha mantenido muy ocupado como uno de los más prolíficos escritores, productores y directores del medio (con más de 80 créditos a su nombre) y gracias a los avances en efectos especiales de cintas como Avatar y Gravity, Besson ha decidido por fin adaptar su gran pasión adolescente a la pantalla grande.

Un presupuesto desmesurado

Con total control y un descabellado presupuesto de 180 millones de dólares, Valerian and the City of a Thousand Planets ha sido descrita como la película independiente más cara en la historia del cine europeo. Tal como George Lucas y sus controversiales precuelas de Star Wars, puedo fácilmente imaginar a Besson como un Midas sandio e intocable, absolutamente reacio frente a cualquier crítica de su guion plano y la terrible elección de reparto -de hecho, hay varios paralelos con las precuelas, en especial al infame Episodio II.

La elección del reparto no hace una buena química

Y es aquí donde Valerian encuentra su talón de Aquiles ya que es inconcebible como alguien pudiese aceptar a Dane Dehaan (un buen actor dramático) como un destacado super-soldado mujeriego y a Cara Delevingne (una no muy buena actriz) como una agente que rechaza sus constantes propuestas, pero claramente siente algo por él. La química entre ellos es nula y la presencia de ambos arrastra sin piedad el vívido mundo creado por Besson y su equipo de técnicos. Solo compárenlos con Bruce Willis y Milla Jovovich por los años luz en carisma e ímpetu en pantalla. En el reparto también se incluye a Clive Owen, quien es desperdiciado como un comandante cuyas decisiones tienen consecuencias desastrosas para un planeta de entes divinos que recuerdan a los Na’vi.

Un gran comienzo y una travesía poco entretenida

La historia arranca con un genial prólogo, acompañado de Space Oddity de David Bowie, donde se muestra la relación entre humanos y diferentes especies intergalácticas, a través de los siglos. Es una imaginativa secuencia que engloba un espíritu de descubrimiento que el resto de la cinta desecha rápidamente con su insulsa fantasía y aburridos protagonistas.

También, su estilo rococó digital se encuentra al servicio de excentricidades (como explicar al personaje de Rihanna, su ridículo baile sensual y aquellas motivaciones para unirse a la aventura). Para darse una idea, imaginen a Los Guardianes de la Galaxia, El Quinto Elemento y un videojuego de X-Box en una licuadora fijada a la potencia más alta.

Valerian and the City of a Thousand es un proyecto tan personal y mal concebido que seguramente encontrará un nicho que le brinde estatus de culto en algunos años. Por lo mientras ya es uno de los grandes fiascos taquilleros del 2017, con pérdidas enormes para EuroCorp, su casa productora, lo cual garantiza que no veremos más de este mundo. Quizás eso sea una bendición.

Programador para DocumentaQro, Blogger y cinéfilo en general.
https://filmfreeway.com/festival/doqu

Comentarios

Reseña | Valerian and the City of a Thousand Planets
Click to comment
To Top